Tags:

Durante el próximo año se prevé un aumento de los problemas asociados a la ciberseguridad y privacidad de Estados, empresas y particulares, debido a la multiplicación de dispositivos móviles con conexión a Internet.

En el marco de la era post-PC, las ventajas de manejar datos desde aparatos inalámbricos cuentan con la contrapartida de exponerlos en mayor medida a los ataques de los piratas informáticos. El principal incremento de los peligros se relacionará con el crecimiento exponencial de las interacciones entre plataformas, merced a su implantación progresiva en sistemas de pago y comunicación.

En primer lugar, destacan las amenazas relacionadas con la expansión de las manipulaciones de la tecnología NFC (Near Field Communications). Se trata de la posibilidad de compartir datos mediante la instalación de sensores cercanos y facilita el pago sin contacto o el intercambio de información mediante soportes como pasaportes, tarjetas de crédito o teléfonos. Con el acercamiento camuflado de una antena con capacidad para captar las señales de los chips NFC puede accederse a los números telefónicos de la agenda de un móvil o a información confidencial de una tarjeta de crédito, mediante la cual los hackers podrán configurar expedientes personales que servirán para traficar como distribuidores de datos.

Por otro lado, los wearables son dispositivos cuyo tamaño mínimo permite su acople a complementos o vestimenta y, paralelamente, una conectividad al margen de la computadora tradicional y una interacción permanente con el entorno. Su principal perjuicio consiste en la merma de la privacidad del usuario, ya que la información que transmiten los wearables puede condicionarla e incluso fomentar el cambio de pautas de actuación. La vulnerabilidad de este dispositivo móvil facilita la automatización por parte de los hackers de la explotación de los análisis de datos que los wearables hayan podido recoger.

Por lo que respecta al IoT (Internet de las Cosas), es decir, la posibilidad de interconectar dispositivos entre sí y sin necesidad de ordenador, la diversidad tecnológica de este avance evitará los ataques masivos, pero los datos intercambiados correrán los mismos riesgos que en el caso de los wearables. El sector corporativo se verá más afectado que el de los consumidores, según Websense, por el robo de información confidencial, debido a la sobreexposición de sus dispositivos conectados al Internet de las Cosas. Además, se prevén ataques a los bancos de información del sistema de salud, dado que se encuentra en un proceso de transición desde el formato papel al digital. En los países emergentes, por otra parte, existe un riesgo notable de ciberataques, por cuestiones económicas, que se sumará al que sufrían los Estados con problemas de terrorismo.

En definitiva, la mayor precisión de los ciberataques a las apps de código abierto constituye un problema de ciberseguridad ante el que hay que anticiparse.

Foto | Dave Patten

Deja tu comentario sobre "Desafíos a la ciberseguridad en 2015"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.