Que cada vez vivimos en un mundo más conectado gracias a la multitud de dispositivos que tenemos a nuestro alcance es un hecho. Sin embargo, no nos vale simplemente con esto, debemos dar un paso más. Necesitamos unas redes que nos permitan conectar los diferentes ámbitos de nuestra vida, además de mejorar y controlar nuestro consumo energético. Esto es lo que nosotros, en T-Systems, llamamos redes inteligentes.

En posts anteriores ya hemos hablado de las smart cities y de cómo los diferentes sectores de actividad están implicados, de manera directa o indirecta, en que éstas sean cada vez más una realidad: desde la fabricación de coches conectados hasta la construcción de edificios sostenibles de consumo energético casi nulo, pasando por apps que, por ejemplo, nos permiten hacer la compra a golpe de click.

Crecimiento eficiente y eficaz

Todos los actores que formamos parte del entramado empresarial tecnológico actual somos conscientes, desde hace años, del reto que supone el crecimiento de las ciudades para las administraciones públicas, empresas y ciudadanos. No hablamos sin más de crecimiento en cuanto al número de habitantes o de kilómetros de terreno construido, sino que hablamos de un crecimiento que debe ser eficiente y respetuoso con el medio ambiente, empleando para ello recursos naturales en la mayor medida posible, con el objetivo de rentabilizar el uso del agua, electricidad, telecomunicaciones, gas, transportes, servicios de urgencia y seguridad, equipamientos públicos, edificaciones inteligentes de oficinas y de residencias, etc.

Las metrópolis modernas deben desarrollar sus infraestructuras de manera más eficaz y duradera y, para ello, ya está a nuestro alcance una gran cantidad de nuevas tecnologías que nos permiten evolucionar hacia la ciudad del futuro. Es aquí donde las sinergias y colaboraciones entre empresarios, habitantes y dirigentes se hacen más que necesarias para que esto sea una realidad. Un ejemplo reciente de ello es que, a partir de este mes, los habitantes de San Francisco pueden disfrutar de Wi-Fi gratis en 32 parques públicos, plazas y centros de recreación gracias a un cheque donado por Google por valor de 600.000 dólares, con los que se han costeado los equipos, instalación y mantenimiento durante dos años. Esto es un ejemplo donde empresas y ciudades colaboran de forma conjunta para ofrecer un servicio de calidad a los habitantes.

Ciudades más dinámicas

Por otro lado, un informe reciente elaborado por McKinsey Global Institute ha afirmado que las ciudades más dinámicas de 2025 estarán en Oriente, la mayoría de ellas concentradas en China, y ha arrojado un dato tan interesante como que sólo 600 centros urbanos generan hoy el 60% del PIB mundial. Los investigadores de este estudio han señalado que las características que han llevado al triunfo a todas estas ciudades son tres. La primera de ellas, adoptar un enfoque estratégico, planificar el cambio, lograr un crecimiento inteligente y sostenible; en segundo lugar, evaluar y gestionar los gastos de forma rigurosa y realizar las inversiones con transparencia y responsabilidad y, por último, obtener el máximo número de apoyos para el cambio, forjando un consenso entre las partes afectadas y realizarlo con un equipo altamente cualificado.

Es aquí donde, una vez más, se resalta la importancia de explorar posibles alianzas y apostar por la tecnología como punto clave a la hora de crear y desarrollar ciudades más sostenibles, más inteligentes. Hemos hablado de una ciudad americana como ejemplo de ciudad inteligente y también de Oriente como zona geográfica donde se concentrarán las ciudades del futuro, pero… ¿en qué punto se encuentra Europa en todo este complejo y creciente mundo de las ciudades inteligentes? Lo sabremos próximamente en un nuevo post de nuestro Blog.

Deja tu comentario sobre "¿Dónde se encuentran las ciudades inteligentes?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.