Tags:

FaceApp es una aplicación para iOS y Android que es, en las últimas semanas, muy popular. Se ha viralizado y miles de usuarios han publicado y compartido en las redes sociales las imágenes que crea esta aplicación. La cuestión es simple: a partir de una foto cualquiera, es posible aplicar filtros de edad, de peinados, de gafas y otros, y vernos muy diferente a cómo somos en realidad.

La inteligencia artificial hace posible crear estas imágenes, y las que más se están compartiendo son aquellas en las que podemos vernos a nosotros mismos con unos cuantos años más, como si realmente fuésemos ancianos. Ahora bien, ¿es una aplicación segura desde el punto de vista de la privacidad?

La respuesta es muy sencilla: no. Eso sí, hemos de explicar por qué no es segura. Si atendemos al Reglamento General de Protección de Datos, que, como sabemos, aplica en toda Europa, esta aplicación no cumple con la normativa. FaceApp pertenece a la compañía rusa Wireless Lab y, en sus términos y condiciones, expresa que nuestros datos personales podrán ser compartidos con terceros. Esto, para empezar.

Para seguir, la política de privacidad de la aplicación es, cuanto menos, opaca. Es decir, nada transparente. La política de privacidad de FaceApp no especifica qué se hace con los datos recopilados, ni cuáles son recopilados. Además, no es posible borrar o descargar dichos datos de manera sencilla, algo obligatorio según la mencionada normativa. Todo lo que tenemos es la “promesa” de su creador de que no se comparten los datos con terceros. Según podemos leer al respecto en Xataka:

«No vendemos ni compartimos ningún dato del usuario con terceros. Aunque en la política de privacidad sí se reflejan algunas excepciones como aquellas «organizaciones de terceros que nos ayudan a proporcionarle el Servicio» y con «socios publicitarios de terceros». Sobre el envío de datos a Rusia, Goncharov [el fundador] explica que «aunque el equipo central de I+D se encuentra en Rusia, los datos del usuario no se transfieren a Rusia».

Los riesgos de utilizar FaceApp son, básicamente, que renunciamos en cierta medida a nuestra privacidad, y que no sabemos exactamente dónde van a terminar esos datos, nuestras fotos. Aunque no existen pruebas de ello, algunos medios y analistas sospechan que los millones de fotos subidas a la aplicación (y procesadas por ella) podrían servir de entrenamiento para algoritmos de reconocimiento facial.

Esto no sería nada descabellado, si lo pensamos bien, ya que la propia aplicación utiliza algoritmos de tratamiento de imágenes que comparten similitudes con los algoritmos de reconocimiento facial. Al menos, el conjunto de datos de entrada para esos entrenamientos es lo suficientemente diverso como para pensar que merecería la pena hacerlo.

Lo seguro es que la aplicación no cumple con el RGPD, algo que nos debería hacer pensar en no utilizarla, por si acaso.

Deja tu comentario sobre "FaceApp está de moda, pero ¿qué riesgos entraña?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.