Tags:

La ciberseguridad ha sido una preocupación desde que existe internet. La intromisión en la privacidad, la difusión indiscriminada de datos, el robo de claves, el pirateo informático, el hacking de cuentas bancarias, la intrusión de virus, etc. Son amenazas recurrentes que todo usuario -sea amateur, profesional, empresa o gobierno- debe afrontar en su día a día en la red.

Contratar a un mercenario del siglo XXI

Esto es debido a que, en lo que popularmente se conoce como Dark Web o internet profundo, existen servicios de contratación de hackers informáticos que «por un puñado de euros» -a veces por muy pocos- pueden sabotear cualquier cuenta y agredir personal o económicamente al usuario.

Y es que «encargar un DDOS (ataque de navegación de servicio) en la red es más fácil que encontrar a un matón para darle una paliza a un empresario». Así lo afirma Joe Stewart en su estudio sobre Malware de Dell Secure Works, en el que revela un listado de fuentes de hackers que ofrecen sus servicios.

Existe otro sitio -hipotéticamente situado en Nueva Zelanda- llamado Hacker’s List, que es una especie de foro de hackers freelance a disposición de los usuarios que quieran contratar sus servicios delictivos.

Lo que resulta más sorprendente de todo es que los precios de los servicios son muy bajos, algunos irrisorios, por cometer un delito que está considerado como «muy grave» por la legislación de muchos países.

Tarifas hacking más populares

Algunas tarifas del menú que ofrecen los servicios de los hackers:

  • Hacking de cuentas de correo electrónico: 65 dólares (si los servidores de correo son rusos) y hasta 129 dólares si lo que se pretende es sabotear cuentas de Gmail, Hotmail o Yahoo. Claro está que si no son cuentas personales, sino de empresas que contengan información valiosa, el precio puede ascender hasta los 500 dólares.
  • Docxing: 15 dólares por persona. Este término significa obtener información de un individuo asaltando sus redes sociales. El medio más usado es introducir un troyano en su computadora en vez de asaltar directamente a las redes sociales, que cada vez cuentan con más ciberseguridad.
  • Hacking de tarjetas de crédito: 7 dólares. Parece sorprendente, pero la razón es simple: es muy difícil sabotear una tarjeta de crédito sin que la víctima lo perciba y el banco la bloquee, aunque algunos hackers pueden pedir entre un 1 y un 5 % del importe saqueado.
  • Suplantar la identidad o crearse otra: hasta 3.000 dólares. El negocio de los pasaportes falsos, carnés de conducir, etc. sigue manteniendo sus altos precios.

 

Los expertos opinan que, ante el hacker, la única y mejor opción sigue siendo extremar las precauciones, como usar un portátil solo para operaciones bancarias, mandar correos dudosos a la carpeta Spam, comprobar regularmente el movimiento de las cuentas y actualizar los antivirus con asiduidad.

Deja tu comentario sobre "Todos los hackers tienen un precio"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.