Tags:

La transformación digital llega a todos los ámbitos y sectores, aunque es particularmente visible en la industria. Así, cuando uno piensa en la automatización de procesos y en la introducción de los robots en la cadena de producción, piensa en fábricas y factorías. Pero nada más lejos de la realidad: la automatización puede llegar a cualquier sector, incluido el farmacéutico. Y, precisamente, los laboratorios e investigación científica son uno de los lugares donde más sentido tiene la introducción de sistemas automatizados.

No es nueva la intención de automatizar procesos en el laboratorio. En el artículo “Los 110 primeros años de la automatización en laboratorios” se cuenta que, antes de la explosión de la electrónica tras la Segunda Guerra Mundial, la automatización del laboratorio la llevaban a cabo los propios científicos para realizar tareas específicas, en su mayoría operaciones de filtración, percolación y lavado.

Hoy, más de cien años después de los primeros registros de laboratorios con automatización, la tecnología permite dar un paso de gigante y disponer en los laboratorios de robots y máquinas de aprendizaje automático capaces de llevar a cabo tareas y experimentos para la investigación científica. Ya no hablamos de dispositivos de limpieza o que realizan tareas secundarias, sino de asistentes de laboratorio con capacidad para acelerar las investigaciones.

En la industria farmacéutica, los costes en tiempo y recursos económicos se multiplican exponencialmente con el tiempo. Siguen la llamada ley de Eroom (la ley “inversa” a la ley de Moore informática), que predice que el coste de la síntesis de nuevos fármacos se duplica cada 9 años (aproximadamente, y teniendo en cuenta la inflación). Cada vez más lento. La única salida, de momento, para cambiar las cosas es introducir robots que trabajen sin descanso.

investigación científica

Así, los avances en inteligencia artificial, robótica, internet de las cosas y computación en la nube cambiarán el panorama de la investigación científica en ese terreno. Hablamos de soluciones que van desde un software de planificación experimentos hasta laboratorios 100% robotizados que los ejecutan sin errores. En el futuro cercano, los científicos tendrán más tiempo para pensar mientras sistemas distribuidos hacen el trabajo “sucio”, ejecutando experimentos sin fin y recopilando los datos más relevantes.

Existe ya una start-up llamada Transcriptic que ofrece “biología bajo demanda”. Los investigadores pueden unirse a Transcriptic y beneficiarse de los procesos, instrumentos y la robótica disponible para crear un entorno de laboratorio accesible mediante programación, a distancia. Esto permite a los investigadores centrarse en más tareas, y delegar lo que podríamos llamar la experimentación en un sistema automatizado. Al cabo del proceso, los investigadores recibirían todos los resultados, datos e informes generados.

Existen más de un centenar de start-up que utilizan la inteligencia artificial para la síntesis de nuevos fármacos. En esta página se enumeran muchas de ellas, y aunque seguro que no están todas las que son, podemos comprobar cómo el laboratorio automatizado será lo que marque un punto de inflexión en la carrera por producir nuevos fármacos y avanzar en diversos tratamientos que, hoy, son demasiado lentos y costosos.

Deja tu comentario sobre "La IA y los robots serán el futuro de la investigación científica"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.