Tags:

El Doctor Timo Hannay, de Digital Science –una empresa especializada en software científico– explicó en la revista Wired hace algunas semanas lo que considera son algunos de los retos y cambios que está suponiendo el concepto de Big Data en el desarrollo de la ciencia actualmente y lo que supondrá en el futuro.

Su análisis, titulado Science’s Big Data Problem creo que debe leerse más con el espíritu de oportunidad que como amenaza y cubre tres áreas: la capacidad creciente de generar nuevos datos e interrelacionarlos, el papel de la ciencia experimental frente a la teórica y finalmente la necesidad de herramientas adecuadas para estas labores. Esto se podría resumir en tres frases: (1) La información es poder, (2) las teorías sin datos son mera especulación y (3) la ciencia es tan importante para el progreso de la humanidad que merece las mejores herramientas a su disposición.

Pongamos un ejemplo de instalación científica absolutamente dependiente del Big Data que hace bueno eso de que la «información es poder»: el Gran Colisionador de Hadrones del CERN en el que se investigan las partículas subatómicas, una maravilla de la ingeniería y por extensión de la informática y la ciencia en general. En esa instalación hay que capturar información acerca de 600 millones de colisiones por segundo de partículas subatómicas que viajan al 99,9999991 por ciento de la velocidad de la luz. Filtrar los datos en bruto requiere más de 1,5 millones de tareas diarias; esos datos han de transferirse a una enorme red informática desplegada por todo el planeta en forma de «centros colaboradores» que aportan computación al ritmo de 10 gigabits por segundo. En total se capturan y almacenan más de 25 petabytes de datos al año. Gracias a esta maravilla de concepto e implementación se descubrió el elusivo Bosón de Higgs y todavía restan experimentos más que interesantes para el futuro.

Dejando aparte el segundo punto del análisis –que entra de lleno en el campo de la filosofía de la ciencia– sobre el último resultan sorprendentes algunos de los datos: se calcula, por ejemplo, que en total hay unos 7 millones de científicos investigadores en todo el planeta: menos del 0,1 por ciento de la población. Sin embargo la importancia de cada uno de sus descubrimientos es algo fundamental para el 99,9% restante de nosotros: tanto que alarga nuestras vidas descubriendo la cura de las enfermedades, puede salvar el planeta de un colapso medioambiental o nos ayuda a cuidar de las cosechas con que nos alimentamos.

Suena por tanto algo injusto e inconveniente, como deja caer en una sutil «queja» el Dr. Hannay, que «la mayor parte de ellos tengan mejor software para gestionar su librería de canciones y fotos en casa que para manejar los datos de sus laboratorios». Algo en lo que, sin duda, el retorno de la inversión en software capaz de gestionar toda esa poderosa información devuelve con creces a sus autores y creadores, ya sea directa o indirectamente.

{Foto: Through the Wormhole / GSFC (CC) NASA}

Deja tu comentario sobre "Big Data y su papel en el desarrollo científico"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.