Tags:

Las tecnologías que permiten la comunicación entre los vehículos y los elementos de la infraestructura urbana no son nada nuevo. Ya en 2001 se mencionó en una publicación que las redes ad hoc podrían ser formadas por automóviles, y que dichas redes podrían ayudar a superar puntos ciegos o evitar accidentes, entre otras cosas. Las posibilidades eran enormes, y pensar en redes V2V o V2x, o Car2x (depende de a qué nos refiramos se utiliza una u otra nomenclatura) significó, durante mucho tiempo, hacer realidad el sueño del coche conectado a las redes.

Hoy, sigue siendo válido asociar estos conceptos al coche conectado, pero es que ese coche conectado ya es un coche autónomo. Los retos de comunicaciones a los que se enfrentan hoy los fabricantes son ciclópeos.

La motivación principal de los sistemas de comunicación vehicular era (y es, en el fondo) mejorar la seguridad y eliminar, o reducir sensiblemente, el elevado coste de las colisiones de tráfico. Gracias a la posibilidad de comunicar dos o más coches entre sí (Car2Car) se puede prever cualquier problema de alguno de esos vehículos, como por ejemplo un fallo en los frenos, o una avería de motor que obligará a la detención del vehículo.

Con la tecnología #Car2x, el coche conectado hablará con los elementos de la infraestructura urbana para hacernos la vida más fácil Clic para tuitear

En el caso de Car2x o V2x, el vehículo se comunicará con X, es decir, otros elementos y sistemas que pueden formar parte de las calles y carreteras; de la infraestructura, en definitiva. Podemos soñar con múltiples sistemas basados en car2x, por ejemplo:

  • Sensores que envíen la temperatura del asfalto para entender qué nivel de agarre podemos esperar.
  • Semáforos inteligentes que, dependiendo de la densidad del tráfico o de otras variables, modifiquen su ciclo de funcionamiento.
  • Sistemas de alerta por atascos de tráfico.
  • Advertencias por obras.
  • Asistentes de conducción en intersecciones.
  • Luces de freno electrónicas.
  • Aplicaciones de convoy, es decir, trenes de carretera.

La combinación de V2x y coches autónomos, por otro lado, es tan necesaria como sorprendente. Gracias a las tecnologías de comunicaciones vehiculares, será posible liberar la ciudad de coches estacionados en las calles. Los vehículos, guiándose por la información que les proporciona la infraestructura, podrán dirigirse voluntariamente a espacios dedicados al estacionamiento masivo. Estos parkings del futuro (cercano) tendrán estrechas plazas en las que aparcar, para los coches autónomos, serán coser y cantar.

Las razones para potenciar el desarrollo de tecnologías Car2x están muy claras cuando hablamos de la circulación. No es posible delegar completamente en los vehículos la responsabilidad de gestionar su conducción, sino que será necesario que la propia ciudad tenga la inteligencia y recursos suficientes para transformarse de manera que pueda cubrir las necesidades de los propios vehículos.

Con el tiempo, veremos ciudades adaptables a las condiciones y requisitos puntuales del tráfico, que abren o cierran carriles adicionales, que redirigen un exceso de tráfico o el tráfico no prioritario por otras rutas, que optimizan el tiempo de tránsito de los vehículos… y que, en definitiva, serán ciudades libres de incidentes y, siempre y en la medida en que sea posible, libres de coches.

Deja tu comentario sobre "Car2x, o cómo el coche conectado hablará con las ciudades"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.