Los coches autónomos necesitan disponer de las mejores tecnologías de comunicaciones, de computación y de sensores del momento; y lo primero solo es posible si disponen de una red 5G. Es necesario porque han de realizar multitud de operaciones complejas basadas en decisiones correctas, y lo han de hacer sin la intervención humana. Esto es algo que nos parece, aun hoy, de ciencia ficción, ya que, si existen coches con automatismos en la carretera, están lejos de ser esas máquinas autónomas que no necesitan supervisión.

Ya lo comentamos cuando hablamos de los próximos pasos del coche autónomo: disponemos de modelos en circulación con diferentes niveles de automatismos como los sistemas de tipo “autopilot”, que permiten recorrer tramos de carretera bajo ciertas condiciones específicas sin que el conductor deba accionar los mandos (pedales, volante). Esto solo sucede en situaciones específicas, y el conductor siempre ha de estar atento. Lo que se persigue es el automatismo completo, la autonomía de la máquina en todas las situaciones, terrenos y condiciones.

Para que eso sea posible es necesario que se transmitan cantidades ingentes de datos desde y hacia el coche. La información en tiempo real debe ser lo más detallada posible en el entorno del vehículo y con cierta distancia según el itinerario: el coche debe anticiparse a lo que sucede a su alrededor y en las cercanías para poder tomar decisiones correctas, y para ello necesita de una infraestructura de comunicaciones completa y que cubra esas necesidades. Y aquí es donde entra la tecnología 5G.

5G

La clave del 5G que permitirá explotar el mercado de coches autónomos

Los coches autónomos necesitan infraestructuras de comunicaciones V2X, y también V2V para operar con seguridad y, por supuesto, automáticamente, sin intervención humana. Necesitan recibir datos de los semáforos; información sobre el estado del firme sobre el que va a circular, información sobre el siguiente cruce; saber si hay un atasco, una retención; saber si uno de los coches de su entorno tiene una avería… Podemos enumerar decenas de fuentes posibles de datos para el coche.

El gran potencial de las redes 5G es el de permitir el Internet de las Cosas global: que cualquier pequeño dispositivo se conecte a la red y podamos comunicarnos con él, enviando y recibiendo datos a gran velocidad y sin latencia, apenas. Como también vimos en el artículo enlazado, una característica de las redes 5G es que necesita antenas con poca potencia porque opera con celdas muy pequeñas en comparación con la red actual. Esto es vital para conseguir una muy latencia y grandes capacidades de transmisión de datos, lo que, definitivamente, es crucial para conseguir el trasiego necesario para los coches autónomos.

El futuro inmediato de estas redes 5G pasa por evolucionar el estándar 14C-V2X de comunicaciones, que está orientado a mejorar la seguridad del automóvil, engloban V2V (Vehicle-to-vehicle), V2I (Vehicle-to-Infrastructure), V2P (Vehicle-to-pedestrian) y V2N (Vehicle-to-network). El objetivo es desplegar lo que se conoce en la literatura técnica como Rel-16 5G NR C-V2X o, traducido a lenguaje humano, una interfaz de radio 5G para un protocolo de “vehículo a todo” basado en células o celdas de telefonía.

Esto, que suena (y es) complejo, es el futuro de las redes 5G que permitirá la eclosión de los coches realmente autónomos, capaces de tener “percepción” (gracias a sensores de alta capacidad de transmisión de datos), trazado de rutas en tiempo real, actualizaciones sobre las condiciones locales (mediante mapas 3D o similar) en tiempo real o la conducción coordinada con el resto de vehículos de sus alrededores.

Deja tu comentario sobre "Los coches autónomos necesitan las redes 5G para ser una realidad"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.