La tendencia a llevar los sistemas y datos de las empresas a la nube para su consulta desde cualquier lugar y dispositivo, ha traído consigo la exposición de dichos datos y sistemas a los ataques de ciberseguridad. Además, puede que esta situación se vea empeorada a medida que avance la adopción del paradigma de la IoT.

¿Hasta qué punto existe la ciberseguridad?

La mayor accesibilidad de los datos, también conlleva una mayor exposición y desprotección de los mismos. Esto ha hecho que, por ejemplo, un 92% de las empresas europeas hayan sufrido, por lo menos, un ciberataque.

Los daños ocasionados por un ciberataque, acaban afectando también al volumen de negocio de la empresa víctima, ya que se pone en duda la privacidad de los datos de los clientes que atesora.

Además de esto, se deben tener en cuenta las inspecciones para revisar el cumplimiento de las leyes al respecto (el 53% de las empresas españolas tiene preocupaciones al respecto) y la caída directa en los beneficios de un negocio si no invierte en ciberseguridad (lo que supone un quebradero de cabeza para el 35% de ellas).

La ciberseguridad, una inversión a largo plazo

La futura entrada en vigor, en 2018, del nuevo Reglamento de Protección de Datos, es una oportunidad para ponerse al día en materia de seguridad, pero no limitándose a cumplir, sino yendo un paso más allá para ofrecer tranquilidad a los actuales clientes y a los posibles futuros.

En cuestión de negocios, la imagen cuenta, y mucho. Ofrecer profesionalidad y seriedad a los clientes es un punto fundamental, y la seguridad es parte de esa imagen.

No solamente se trata de instalar un antivirus en cada ordenador, sino de establecer políticas y una estrategia, discernir qué debe aplicarse en materia de seguridad perimetral, y si se va a crear una “zona desmilitarizada” en la red corporativa, por ejemplo.

En conclusión, para equiparse y prepararse a recibir un ataque, que vendrá seguro, la mejor opción es contratar e invertir en una empresa profesional con amplio conocimiento en la materia.

La #ciberseguridad, una inversión a largo plazo necesaria para librarte de ataques informáticos. Clic para tuitear

Deja tu comentario sobre "La ciberseguridad a debate: un 92% de empresas ha sufrido ciberataques"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.