Tags:

El concepto ‘Robot-as-a-Service’ (o robotics as a service) se extiende con rapidez entre las empresas. El valor de esta tecnología está en utilizar software realizar actividades o tareas monótonas y mecanizadas para que las personas puedan enfocarse en mejorar los procesos de negocio.

De igual manera que el Software-as-a-service permite a los usuarios disponer de aplicaciones en la nube listas para su uso (normalmente mediante modelos de suscripción), el RaaS (no confundir con Ransomware-as-a-service, con el que comparte siglas) se puede integrar en la nube y ofrecer las aplicaciones de automatización necesarias a las que acceder como un servicio más. Por ejemplo, un uso directo de los “robots en la nube” aplica en los negocios como tiendas, almacenes y centros de distribución para la gestión automática del stock.

Los sectores en los que la automatización ofrece aplicaciones más directas son el manufacturero, seguido por las fábricas y líneas de montaje. Las industrias que fabrican productos basados en fórmulas o en compuestos químicos se benefician ampliamente de la precisión infalible que ofrece la robótica. El sector salud, por ejemplo, tiene perspectivas de duplicar la inversión en robótica para 2019.

Las predicciones a largo plazo son optimistas, pues se estima que la inversión global en estas tecnologías superará los 135.000 millones de dólares en 2019, frente a los 71.000 millones que se gastaron en 2015. Otros analistas se centran en los beneficios globales que aportará el RaaS: de los 224 millones de dólares de 2016 se pasaría a los 34.000 millones de beneficios en 2026.

La inversión global en tecnologías de #automatización superará los 135.000 millones de dólares en 2019 Clic para tuitear

Las dos aproximaciones del Raas

El RaaS se puede implementar de dos maneras bien diferentes. La primera es a partir de la integración en la nube, lo que se conoce como “cloud robots”. Esto incluiría a los robots conectados a Internet que utilizan recursos de almacenamiento, computacionales o de datos basados en la nube, y que funcionarían como “pay-as-you-go” (pagas cada vez que los utilizas).

Por otro lado tenemos el modelo de negocio según el cual los sistemas robotizados se alquilan a los clientes durante un período de tiempo determinado. Por ejemplo, por meses, trimestres o por años.

Este tipo de alquiler de sistemas incluye, en muchos casos, el soporte técnico, monitorización en tiempo real y otros servicios relacionados. El cliente así se libra de formar y entrenar a sus trabajadores, de disponer de especialistas en mantenimiento o cualquier otra necesidad asociada, y se beneficia directamente del servicio.

Esta tecnología promete grandes beneficios a la industria, como predice Dan Kara, director de robótica de la firma ABI Research:

La tendencia general en muchos proveedores de tecnología [software] es la migración a largo plazo de vender productos a vender servicios aparte de los ingresos habituales procedentes del soporte, mantenimiento y actualizaciones. La venta de servicios proporciona ingresos recurrentes. Al igual que el sector de la tecnología software en general, los proveedores de tecnologías de robótica han adoptado modelos de negocio RaaS y esta tendencia se está acelerando.

Para el sector de la robótica, el auge del RaaS es clave y estratégico, ya que uno de los frenos al crecimiento siempre ha sido la alta inversión inicial que requieren las plataformas y soluciones, y en segundo lugar la resistencia al cambio, algo que ya conocemos como una de las barreras a la industria 4.0 en España, por ejemplo.

Deja tu comentario sobre "El auge del ‘Robot-as-a-Service’ (RaaS)"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.