Tags:

Cuando se habla de la importancia de la transformación digital y de sus beneficios, se suele analizar cómo impacta de manera positiva en las empresas y las organizaciones privadas. Sin embargo, estos procesos son igualmente valiosos para las administraciones públicas, que ganan en eficiencia, flexibilidad y economía con el salto a estas herramientas. Incluso, y por varias razones, este es un momento crucial para la digitalización de las comunidades autónomas.

De entrada, este es un contexto especialmente favorable porque los movimientos para dinamizar la economía y recuperarse de los efectos de la última crisis económica van en esa dirección. El Plan de Recuperación español –la respuesta a la crisis causada por el coronavirus y que canalizará los fondos de la Unión Europea– está muy orientado a lograr esa transformación digital. 

De hecho, entre los Proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica (PERTE) –las líneas destacadas y consideradas «de carácter estratégico»– se encuentran la economía circular, la digitalización del ciclo del agua, la salud de vanguardia o el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado, entre otras. Las convocatorias de ayudas económicas están premiando el trabajo en esas áreas y las comunidades autónomas tienen así una palanca incuestionable para poner en marcha este tipo de proyectos.

La Agenda España Digital busca «una estrategia de transformación digital ambiciosa, coherente y humanista», centrándose en la economía, los ciudadanos y la tecnología e infraestructuras. En todas las áreas la digitalización es crucial y en todas, igualmente, lo será el papel de las comunidades autónomas. En la Conferencia Sectorial del pasado marzo, por ejemplo, se anunció la transferencia de 155 millones de euros a las CCAA para impulsar la conectividad digital, sumándose a inyecciones de capital previas que ya iban en esa dirección.

Por tanto, las comunidades autónomas cuentan ahora con más facilidades para iniciar este tipo de proyectos y para dar el salto a lo digital.

Cambios con la transformación digital

Además, y para continuar, los propios beneficios de la digitalización hacen que esta resulte una inversión de valor, más allá de que existan ayudas y planes que reduzcan su coste económico. Los casos de éxito –que son ya múltiples, variados y repartidos por toda la geografía española– ayudan a confirmarlo. De la mano de partners experimentados y con metodologías eficientes, como es el caso de T-Systems, las comunidades autónomas pueden mejorar en eficiencia o en servicios a la ciudadanía.

Así, por ejemplo, la Junta de Extremadura confió en la plataforma de tramitación electrónica TAO 2.0 para gestionar las ayudas del programa Solvencia Covid, cubriendo todo el proceso y automatizándolo al máximo posible. Gracias a esta herramienta, se redujo la necesidad de información: las empresas demandantes ya no tenían que aportar los documentos que la administración pública ya poseía, porque la herramienta se encargaba de esa gestión y les ahorraba la pérdida de tiempo y la redundancia de recursos.

Los beneficios de la digitalización no solo se notan en la reducción de la burocracia, sino también en los servicios directos a la ciudadanía. T-Systems mantiene el Plan de Sistemas de CatSalut, el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña; permitiéndole ofrecer más de 40 apps que dan respuesta a las diferentes necesidades del día a día sanitario. Gracias a ellas, se gestionan los servicios sanitarios y su demanda, se hace un seguimiento de la actividad o se mantiene un control económico y financiero de la red de centros sanitarios.

Igualmente, los efectos positivos de la digitalización se pueden implementar más allá del nivel regional, llevándolos a lo local. Así, el ayuntamiento de Tarragona usa la plataforma integral de gestión municipal TAO 2.0 y el cloud privado de T-Systems para gestionar de forma holística el municipio, mientras que el de Gijón aplica las herramientas de T-Systems para cumplir sus objetivos de transformación en una smartcity. Sus luces se controlan de forma inteligente, algo que se espera lograr también con sus zonas verdes y sus plazas de aparcamiento.

Deja tu comentario sobre "Por qué este es el momento de digitalización de las comunidades autónomas"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. No está prevista la realización de transferencias a terceros. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.