Tags:

El aumento de la potencia y del número de dispositivos móviles, así como el acceso a conexiones M2M (Máquina a Máquina) y a redes más rápidas, son causa de que la tecnología de conexión vaya variando a lo largo del tiempo. La compañía Cisco ha presentado un informe sobre las tendencias para los próximos años en lo que respecta a las TIC.

El dato más claro es que la conectividad 3G superará a la 2G como tecnología predominante a escala mundial hacia 2017. Para 2019, el 44 % de todas las conexiones de telefonía móvil serán para las redes 3G, quedando la mitad de ese valor para la conectividad 2G. El 8 % será para las redes LPWA, mientras que el 4G tomará el 26 % restante.

Por lo que respecta a los usuarios, los números abruman. En 2019 habrá 5200 millones de usuarios móviles, que supondrán el 69 % de la población mundial estimada. Los 4300 millones contabilizados el año pasado suponen casi el 59 % de la población. El número de dispositivos o conexiones alcanzará la cifra de 11500 millones, lo que supondría un crecimiento del 50 % desde la cantidad actual.
En España el crecimiento no es tan acusado, pero las cifras también aumentarán en los próximos años.

¿Cuáles son las consecuencias de estos datos para la sociedad mundial?

Los dispositivos móviles ya se han convertido en algo trivial para casi todas las personas y, con el paso de los años, aún lo serán más. El efecto de un mayor uso para cada individuo y para el total de la población debería tratarse punto por punto en otro informe que mereciese el mismo tratamiento que el de Cisco.

Los dispositivos móviles han llegado a ser instrumentos mediadores para la creación de nuevas relaciones, pero al mismo tiempo enfrían las relaciones existentes. Es decir, conectamos con más personas, pero lo hacemos desde cierta distancia. Es obvio que pueden servir para disminuir o anular sentimientos negativos, como la angustia por estar separados de nuestra familia o el aburrimiento de la soledad. Sus aplicaciones laborales son infinitas y beneficiosas, tanto para la empresa como para sus trabajadores: movilidad y flexibilidad de horarios, descentralización de los procesos, ahorro de tiempo, etc.

Pero abusar de estos elementos puede conducir a un tipo de adicción caracterizado por el consumismo, la inseguridad, el aislamiento y la incomunicación, el deterioro de las relaciones más cercanas, un mal rendimiento y, en los casos más graves, comportamiento compulsivo y alteraciones mentales.

La pregunta que debe plantearse ahora es si la mejora de los dispositivos y el aumento del número y velocidad de las conexiones llevará a asumir esta adicción como propia de la sociedad o si podrán seguir utilizándose las redes móviles para beneficio propio, como siempre se ha hecho con los desarrollos tecnológicos.

Foto | Mark Hillary

Deja tu comentario sobre "¿Podrá la sociedad global soportar el aumento de la conectividad?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.