Tags:

Manejar enormes cantidades de datos es algo cada vez más común para todo tipo de compañías, ya sean de gran tamaño, o pequeñas empresas. El Big Data es el nuevo “oro” con el que se puede trabajar para reducir costes, mejorar procesos, potenciar las campañas de marketing y, en definitiva, ser más eficientes.

Sin embargo, el proceso de los datos puede dejar al descubierto una serie de retos relacionados con la ética y las normativas legales de protección de datos, por mencionar algunos. Estos retos se pueden identificar muy bien en el campo de la salud, y las conclusiones que se puede extraer aplican fácilmente a otras industrias. Como sabemos, el Big Data en el campo de la salud tiene gran potencial, puesto que permite recortar los tiempos de espera, gestionar mejor los residuos o mejorar la experiencia del paciente en todas las fases de tratamiento.

Precisamente esas ventajas están poniendo freno a la adopción de las técnicas de Big Data en la medicina. La enorme ventaja de utilizar datos médicos anonimizados para mejorar los procesos, o de extraer datos estadísticos que muestren las probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades, posibilitando así el desarrollo de nuevas estrategias más eficaces para su tratamiento choca de frente con las leyes y normas de protección de datos.

El potencial de utilizar Big Data en medicina es enorme: crear bancos de genoma para entender las mutaciones genéticas, predecir el desarrollo de enfermedades, mejorar el diagnóstico y proporcionar nuevas vías de investigación en tratamientos, entre otras cosas como la completa personalización del sistema sanitario, de la prevención, pronóstico y seguimiento de las enfermedades.

Big Data

los problemas de utilizar Big Data en medicina

En primer lugar, debemos colocar los ciberataques. La exposición de datos, o directamente el robo de estos, ha supuesto más de un quebradero de cabeza para muchas instituciones. Tan solo en 2017 y en los Estados Unidos se detectaron 477 problemas de “data breach”, es decir, o bien robo de datos, filtrado de los mismos, exposición pública… Estos eventos afectaron a nada menos que 5,6 millones de historiales médicos.

El problema no es solo el robo de los datos: simplemente es ser capaces de mantenerlos en privado. Los archivos y bases de datos de historiales clínicos sirven a los investigadores para los fines que ya hemos mencionado, como el análisis predictivo, la identificación de patrones y tantas otras cosas. Esto será posible siempre que la tecnología proporcione las herramientas necesarias para garantizar la privacidad de las personas bajo cualquier supuesto.

Otro gran problema, o quebradero de cabeza, es la demanda judicial. Cuando se produce una pérdida de datos, o estos quedan expuestos y se vulnera la privacidad, llegan las demandas. Eso significa que, en muchos casos, se frena el uso del Big data para la mejorar los procesos y se pierden los beneficios que aporta por temor a cualquier problema que pueda surgir. La solución: crear un marco ético de buenas prácticas y una normativa bien diseñada, que cubra desde los procedimientos de tratamiento de datos hasta las contramedidas en caso de fallo.

El Big Data aporta demasiado valor al sector médico como para pasarlo por alto. Es posible que el sector salud deba actualizarse debidamente ante la nueva era de los datos para poder desarrollar un trabajo tan importante, teniendo en mente que la privacidad de sus pacientes es tan importante como su salud, y sus tratamientos.

Deja tu comentario sobre "Retos legales y éticos asociados al uso del Big Data en la medicina"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.