Tags:

Uno de los problemas más difíciles de solucionar en la atención sanitaria es el del transporte: solo en los Estados Unidos, 3,6 millones de personas pierden su cita médica por la falta de un sistema de transporte fiable. La pérdida de cita es un gran problema para el sistema sanitario en todo el mundo porque implica la reserva de recursos que no van a ser utilizados, en detrimento de personas que sí acuden a sus citas.

Por eso, las empresas de ride sharing están delineando proyectos enfocados en proporcionar transporte a esas personas (por ejemplo, Uber Health) que, por no disponer de su propio medio de transporte, son incapaces de llegar a tiempo. Esto incluye tabién a quienes sí disponen de vehículo propio, pero el problema del aparcamiento, la congestión u otros elementos fuera de su control consiguen que pierdan esa cita.

¿Es viable emplear #ride-sharing para dejar de perder citas médicas? Clic para tuitear

No son precisamente las citas con el médico de cabecera lo que supone un mayor quebradero de cabeza para el sistema sanitario, sino aquellas que, de no completarse, pueden llevar a la hospitalización del paciente. Es el caso de las citas de oncología, o para someterse a diálisis, por ejemplo. Los gastos de hospitalización que se derivan de la no asistencia a este tipo de consulta son muy elevados, de ahí que se ponga esfuerzo y medios para trsatar de minimizar los gastos evitables. Compañías como Uber o Lyft disponen de programas de ride sharing para tratar de minimizar las faltas de asistencia en la medida de lo posible.

Se enfrentan a un gran reto, y a pesar de que la idea funciona a las mil maravillas sobre el papel (la posibilidad de transportar a ancianos, personas con movilidad reducida o personas con escasos recursos económicos que vivan, por ejemplo, en zonas con mala cobertura de transporte urbano, por ejemplo), en la práctica tiene algunos problemas importantes.

El factor humano: ¿tiene todo el mundo la predisposición a utilizar el ride sharing?

uber-for-health-

Esta pregunta aplica también a otro campo de la automoción ligada a la tecnología: ¿está el mundo preparado para asumir el coche autónomo? ¿Cómo gestionarán las personas un viaje en un coche sin conductor? La respuesta no es sencilla en ambos casos, porque las personas están acostumbradas a tomar el control, o que sean otras personas las que toman ese control.

El progreso tecnológico siempre va por delante de la sociedad y de las costumbres, de ahí que, a pesar de que hay cada vez más usuarios de servicios de ride sharing, el ride sharing no es una opción para todo el mundo. Las personas mayores o, en general las personas ajenas a este tipo de avances y de sistemas de movilidad, pueden ser reacias a utilizar un servcio así, o incluso pueden no comprenderlo.

Un ejemplo servirá para ilustrar esta problemática:

Una de las lecciones aprendidas de la experiencia [de Uber] es que muchos de los pacientes que usan el servicio no han usado antes Uber y ni siquiera tienen un smartphone. La compañía ha tenido que usar mensajes de texto para alertar a las personas que no tienen la aplicación Uber o smartphone sobre sus próximos trayectos, e incluso llamadas telefónicas para algunas personas.

En el otro extremo, los beneficios de utilizar tecnologías digitales como las aplicaciones de ride sharing es que hacen sencillo rendir cuentas del uso de los servicios. En los EE.UU., el programa federal Medicare proporciona servicios de transporte en ambulancia cuando es peligroso o inconveniente el transporte del paciente en taxi, o en otro medio de transporte. El uso fraudulento de esa prestación puede llegar a su fin si la tecnología entra en juego con, por ejemplo, este tipo de compañías de viajes compartidos.

Deja tu comentario sobre "El ride sharing, ¿solución a la barrera del transporte en la atención sanitaria?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.