Tags:

Cuando una empresa, con independencia de su tamaño, sufre un robo de datos sensibles, debe consumir recursos en averiguar por dónde penetró el ataque y evaluar la gravedad de los daños. Daños que no se quedan en lo económico, pues pueden repercutir en la reputación de la compañía.

Los ataques son cada vez más difíciles de detener y las ganancias generadas por el cibercrimen, que en 2014 alcanzaron un total de casi 400 millones de euros, los hacen más frecuentes.

El gasto derivado de un hackeo supera por término medio los 3 millones de euros, aunque varía en función del tamaño de las operaciones realizadas por la empresa, la profundidad del ataque sufrido y el tiempo que tarde la compañía en darse cuenta del mismo que, por término medio, es de 256 días. Para una PYME, un ataque de ransomware puede tener un valor de 100.000 euros, lo que puede ocasionar el cierre de la empresa.

Por su parte, el coste en prestigio y reputación no puede medirse en términos concretos, pero es innegable que un hackeo impactará en su economía, sobre todo en el caso de los modelos de negocio basados en la credibilidad, como las compañías de servicios o aquellas orientadas a las TIC.

Por su parte, el 48% de las organizaciones financieras afirmaron tomar medidas para proteger a sus clientes contra el fraude online, con el objetivo de mitigar las consecuencias en lugar de prevenir los incidentes. Por otra parte, el 29% de las empresas cree que es más barato y más eficaz hacer frente a los casos de fraude que se producen, en lugar de tratar de prevenirlos. Una vez más la política más popular entre las empresas es tratar de averiguar quién está detrás del ataque.

Los desafíos a la ciberseguridad que se planteaban a inicio de año siguen ahí. Las empresas han comenzado a preocuparse por la necesidad de invertir en ciberseguridad, aunque la mayoría sólo lo hace a niveles mínimos, amparados por las regulaciones que protegen sus sistemas. Como única medida, se instala un insuficiente antivirus. Muchos directivos son ajenos a estos problemas o creen que la ley de protección de datos es suficiente para proteger sus empresas.

El robo de información es un riesgo para cualquier empresa, pero no es inevitable. Una inversión en ciberseguridad a tiempo puede evitar innecesarios quebraderos de cabeza y, en algunos casos, salvar el negocio.

Deja tu comentario sobre "El ahorro que supone invertir en ciberseguridad"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.