Tags:

Igual que ha sucedido antes con los ordenadores y con los dispositivos móviles, las empresas tecnológicas empiezan a dar forma a sus sistemas operativos destinados a los dispositivos asociados al Internet de las Cosas, con intención evidente de incorporarlos como parte integrada para sus respectivos ecosistemas.

Mientras que Apple desarrolla su HomeKit y Microsoft ofrecerá una versión ligera de Windows 10 para dispositivos pequeños, Google planea, según informaba recientemente The Information, el software Brillo con igual fin que aquellos.

A estas alturas es más que probable que Google formalice Brillo en la próxima conferencia para desarrolladores Google I/O a la que habrá que estar atentos. Se trata de una versión ligera de Android diseñada para funcionar en dispositivos de pequeña potencia y reducido consumo energético con a partir de 32 MB de RAM, que puede ser mucho o poco según de qué tipo de dispositivo se trate: no es lo mismo un frigorífico ‘inteligente’ que una cerradura que se maneja desde el teléfono móvil.

Lo curioso de Brillo —aunque en principio éste no es nombre público— es que parece ser un desarrollo al margen del software que utiliza el termostato Nest que compró Google hace algún tiempo, y que al parecer se va a quedar en otra vía de la ruta de desarrollo del Internet de las Cosas en Google. Basado técnicamente en Android, Brillo previsiblemente aplicará un método de distribución igual al de éste —ofrecido libremente a los fabricantes de hardware para que haga funcionar sus dispositivos.

En este sentido una consideración a tener en cuenta puede encontrarse en la dificultad para que el Internet de las Cosas funcione ‘correctamente’ —o al menos como se supone que debe funcionar: de forma ‘invisible’— debido precisamente al desarrollo de diversos sistemas en paralelo, propietarios e incompatibles entre sí al menos en parte, que pueden limitar su utilidad y suponer un quebradero de cabeza para los usuarios. Exactamente igual quea ha sucedido antes con los ordenadores y con los dispositivos móviles.

Foto | Konstant Infosolutions

Deja tu comentario sobre "Brillo, de Google, es una versión ligera de Android para el Internet de las Cosas"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.