Tags:

Cuando pensamos en el coche autónomo tendemos a fijarnos en la parte más evidente: conseguir sistemas capaces de guiar un vehículo entre dos puntos sin intervención humana. Sin embargo, existen otros muchos aspectos que hay que tener en cuenta cuando hablamos de conducción autónoma. Esos aspectos son secundarios, a priori, pero en el fondo son tanto o más importantes cuando de generalizar el uso del coche autónomo se trata.

El “estado del arte” del coche autónomo

Hoy en día es frecuente subirse a un coche y conectar el control de crucero. Incluso hay cada vez más modelos que cuentan con el control de velocidad adaptativo, un sistema capaz de adecuar la velocidad de nuestro coche en función del tráfico que tenemos por delante (gracias al radar). Simplificando mucho, en esos momentos en que viajamos en línea recta con un control adaptativo, estamos experimentando la conducción autónoma.

Existen otros muchos sistemas que introducen ciertos automatismos en los coches, como los sistemas de alerta (por cambio de carril involuntario, por la aparición de un vehículo en el punto ciego del coche, alertas por fatiga del conductor), o el sistema eCall, de llamada de emergencia automatizada. Este sistema permite al vehículo hacer una llamada de socorro en caso de accidente grave, si el conductor no es capaz de apretar el botón por sí mismo.

Alerta cambio de carril

 

Salvando las excepciones de los coches autónomos en pruebas, o de los Tesla con su sistema autopilot, que van un paso más allá, lo cierto es que los modelos más actuales están introduciendo paulatinamente sistemas que nos proporcionan automatismos (en las maniobras de aparcamiento, por ejemplo) o que “aumentan nuestros sentidos”, como los diferentes sensores (de nuevo, el ejemplo de los sensores de aparcamiento, o el sistema BLIS, de detección del ángulo muerto). Esta introducción paulatina es la que nos prepara, realmente, para la llegada del coche autónomo de verdad.

Lo que está por llegar en la conducción autónoma

Conducción autónoma significa interacción: con el pasajero (o con el conductor, en una fase inicial), con “el mundo” (a través de mapas), o con la infraestructura (es decir, con las ciudades y carreteras). Estos son los principales retos y las tendencias de investigación y de desarrollo actuales en la materia, y podría decirse que comparten importancia con el propio vehículo y su sistema de conducción ya que todo forma parte del mismo proyecto.

Control exclusivo por voz

Android Auto

El control por voz, o los sistemas que soportan comandos de voz, lleva con nosotros muchos años. La capacidad de dar órdenes simples a los coches mediante sistemas propietarios o libres no es una novedad.

Mapas de alta definición, escalables y a demanda

Sin un gran mapa, el coche autónomo no podrá circular con seguridad por nuevos territorios. Es necesario que los vehículos dispongan de información al día, exacta y descargable de manera inmediata. Por esas razones se está trabajando muy duro para disponer de herramientas distribuidas y basadas en la nube que generen los mapas y sus actualizaciones. Es un primer paso para disponer de la base de conocimiento suficiente para el futuro próximo.

Interacción con la infraestructura

Gracias al Big Data y la nube es posible recibir y enviar información desde y hacia vehículos, peatones e infraestructuras. Este intercambio de datos será clave para controlar el flujo de tráfico en las ciudades y, por ejemplo, predecir y evitar los atascos, como ya se investiga en la actualidad.

Deja tu comentario sobre "Estos son los próximos pasos del coche autónomo"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.