El fog computing es una extensión del cloud computing, de la computación en la nube. Mientras que la metáfora de la nube para hablar de Internet se refiere a trasladar procesos a servidores centrales permanentemente conectados a los que se accede desde el ordenador o desde el móvil a través de una conexión de datos, la computación en la niebla devuelve parte de estos procesos a los dispositivos físicos que rodean al usuario.

La metáfora trata de distinguir que «mientras la nube está «ahí arriba» en algún lugar del cielo, distante y remota y deliberadamente abstraída, la «niebla» está cerca del suelo, donde las cosas se concretan», explica Christopher Mims en El futuro de la tecnología está en ‘la niebla’, no en ‘la nube’.

Aunque la computación en la nube aumenta las posibilidades especialmente de los dispositivos móviles, que pueden disponer de espacios de almacenamiento y capacidades de procesamiento más allá de sus especificaciones, el precio a pagar por su uso se traduce en una enorme dependencia de las conexiones de datos.

Esa dependencia no se limita a una conexión de datos, sino a una conexión de datos de gran capacidad, que son las menos habituales y que todavía en los móviles suelen ser insuficientes, por velocidad y por las limitaciones en el volumen de transferencia. «Los operadores actuales no están haciendo bien el trabajo. Hasta que tengamos la Internet rápida que merecemos, será clave que la informática esté tan cerca del usuario como sea posible», escribe Mims en The Wall Street Journal.

De modo que en lugar de centralizar todos los procesos en una misma nube el planteamiento del término acuñado por Cisco, la niebla, distribuye parte de esos procesos en otros dispositivos menos capaces, pero también más próximos físicamente al usuario. De este modo el acceso a los datos es más rápido, más inmediato; también es más económico a través de redes wifi u otras conexiones locales como el Bluetooth.

Los dispositivos candidatos a formar parte de la computación en la niebla para hacer más accesible la nube son todos aquellos ordenadores pequeños y conectados que nos rodean habitualmente: dispositivos móviles y ordenadores, puntos de acceso y routers y switches de red. Sin descartar televisores o neveras y, en general, cualquier otro aparato que pueda participar en el llamado «Internet de las cosas».

Deja tu comentario sobre "De la nube a la niebla, ¿qué es el “fog computing”?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.