Tags:

En esta era de las redes sociales, compartir y difundir son acciones habituales desde nuestros perfiles. Compartimos opiniones, fotografías de lugares, qué hacemos, qué nos gusta, difundimos mensajes de conocidos o gente que influye en nosotros… En el centro de las redes sociales está siempre compartir.

Esto, que en un principio puede parecer inocente, nos lleva a asumir ciertos riesgos que, en muchas ocasiones, nos pasan desapercibidos. A veces, difundimos información errónea de manera inadvertida, o ayudamos a propagar bulos o noticias falsas. Otras, exponemos a nuestros pequeños sin pararnos a pensar en si es lo correcto, o no. O si es peligroso, o conlleva riesgos.

«Sharenting» es, precisamente, el hecho de compartir fotografías o vídeos de nuestros hijos en las redes sociales. Esto parece algo inocente porque, al fin y al cabo, compartimos esas fotos con nuestro círculo más cercano. Pero las redes sociales tienen más alcance. Se estima que el 81% de los bebés tiene «presencia online». Es decir, que su imagen está en la red, accesible en muchos casos por cualquier persona.

El término nace de fusionar dos palabras: share y parenting (compartir y paternidad). Pero ¿por qué es un riesgo para los menores? En primer lugar, se está exponiendo la imagen de los pequeños sin su consentimiento. Sí, ellos no pueden dar ese consentimiento, todavía, pero compartiendo esas imágenes vulneramos el derecho a la intimidad de nuestros hijos. Esto puede tener consecuencias en el futuro, cuando esos niños se conviertan en adultos. Tal y como explican en Bebés y más:

[…] si nuestros hijos creen que les hemos perjudicado de alguna manera por subir fotografías a Internet, podrán, en un futuro, pedirnos explicaciones en el mejor de los casos, o emprender acciones judiciales, en el extremo peor.

Muchas personas pensarán que esto es exagerado. Sin embargo, enviar una fotografía o vídeo a un grupo familiar o de amigos implica perder el control acerca de dónde termina ese material. Basta con que alguien la comparta con un tercero para, potencialmente, estar al alcance de cualquier persona desconocida que la comparta, a su vez, o que la guarde para sí.

Esa pérdida de control, fruto de compartir esas fotos o vídeos (y que son, como hemos dicho, una vulneración de la intimidad) podría llevar a usos malintencionados por parte de desconocidos, a ciberacoso escolar, suplantación de identidad o grooming. ¿Tan necesario es compartir esas imágenes?

Debemos saber, como anotan en la web Internet Segura 4 Kids, que:

La normativa actual especifica que siempre debe prevalecer el bienestar del menor, y que este puede decidir sobre su propia imagen a partir de los 14 años, según la Ley de Protección de datos de carácter personal. Esta también puntualiza que cuando otros menores aparecen en la imagen, siempre debemos tener el permiso de sus responsables legales para poder compartirla.

Por tanto, basta con tener claro que nuestros hijos pueden, en un futuro, sentirse incómodos con el tratamiento que se ha dado a su imagen y a su privacidad. Debemos protegerlos siempre y, quizás, esa foto tan graciosa deberíamos guardarla como un tesoro privado.

Deja tu comentario sobre "«Sharenting», qué es y cómo evitar riesgos"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.