Un equipo de ingenieros de Stanford, con la colaboración de unos colegas de Berkeley, ha construido lo que esencialmente es un microchip de capacidades básicas –del tamaño de una hormiga– capaz de recibir señales, procesarlas y reenviarlas. Entre sus aplicaciones se incluyen la conocida «internet de las cosas», edificios y ciudades inteligentes y otras aplicaciones… Leer más »

Además del desafío de conseguir que millones de objetos convencionales conectados hablen entre sí, la idea detrás del «internet de las cosas» tiene también como reto anterior que todos esos objetos dispongan de electricidad para funcionar y además conectarse a Internet. El uso de baterías es el método más evidente para esto y por ahora… Leer más »

El efecto red es uno de los más poderosos y conocidos de la economía que suele aplicarse al ámbito tecnológico. Una de las explicaciones más fáciles de entender tiene que ver con dispositivos como el teléfono o el fax: para la persona que compró el primer fax, su utilidad era cero, pues no tenía con… Leer más »