La tecnología tiene mucho que decir en el campo. La denominada AgroTech, ayudará a la agricultura a beneficiarse enormemente de tecnologías como Big Data, Internet de las Cosas o Inteligencia Artificial, con cientos de aplicaciones útiles enfocadas a sacar el máximo rendimiento de los cultivos y minimizar los peligros a los que se pueden ver sometidos las cosechas. Desde el uso de drones para realizar múltiples tareas en el campo hasta la llegada de los tractores autónomos, las posibilidades son enormes.

El objetivo fundamental que persigue la AgroTech con la transformación digital del campo es la de optimizar los recursos y maximizar la producción, reduciendo al mínimo los riesgos. Por ejemplo, mediante teledetección es posible elaborar detallados mapas de precisión que permiten al agricultor, de un vistazo, comprobar datos como la temperatura del cultivo en cada parcela o zona de la explotación, su vigor y su estado, el índice de clorofila o la eficiencia de la luz que incide en las plantas. Con esto es posible tomar decisiones y acciones dirigidas a mejorar el rendimiento de los cultivos.

Los sensores son protagonistas de los mayores avances en la agricultura digitalizada. Una de las aplicaciones más relevantes es su utilización para recabar datos acerca del uso y aprovechamiento del agua en los cultivos. Diseminando lo sensores adecuados de forma que cubran todo el terreno, el agricultor puede medir y comprobar datos como la temperatura, la humedad, el PH exacto, e incluso decidir qué sistema de riego le conviene más a cada zona de su campo. Todo esto hace posible un ahorro en agua que oscila entre un 20% y un 30%, si lo comparamos con la opción “no digital”.

AgroTech

Los sensores son protagonistas de la seguridad de los cultivos ante robos, por ejemplo. Es posible instalar un sistema de control y monitorización del cultivo capaz de decirnos, mediante los datos, si estamos perdiendo cosecha porque alguien está sustrayendo fruta de los árboles, o saqueando las vides, o vareando los olivos…

Todo esto ha de combinarse con una plataforma de comunicaciones adecuada a las características del campo. Una explotación agraria significa mucha cantidad de terreno que, a veces, es de difícil acceso o bien dispone de poca o nula cobertura. Se necesitan, entonces, tecnologías de base de datos distribuidas, basadas en la nube y capaces de operar en local (en una tablet o smartphone) cuando se hace trabajo in situ, sincronizándose una vez que vuelven a una zona de cobertura segura.

Los drones a los que nos referíamos al principio son otro puntal tecnológico capaz de potenciar el campo y simplificar mucho su gestión, sobre todo si hablamos de grandes explotaciones como, por ejemplo, viñedos importantes. Utilizar drones supone no desplazar trabajadores sobre el terreno y, además, ganar una gran cantidad de tiempo en el reconocimiento visual de las cepas y de todas las parcelas en las que se puede dividir la explotación. Un drone lo suficientemente avanzado y dotado de cámaras de vídeo y fotográficas con la suficiente resolución puede proporcionar valiosos archivos que el agricultor podrá procesar y visualizar. De este modo, se gana tiempo y se optimizan los recursos (aunque, hoy, el uso de drones sigue siendo costoso).

Uno de los objetivos más ambiciosos de esta “AgroTech” es la automatización de las tareas del campo. Esto se ha de hacer, necesariamente, a través del tratamiento según Big Data de los datos que se recogen en las explotaciones, y a través de algoritmos machine learning específicos para tomar decisiones en el campo.

No nos podemos olvidar de la posibilidad real de que, a medio plazo, existan tractores autónomos completamente funcionales capaces de recorrer el campo esparciendo tratamientos, recolectando la cosecha o efectuando cualquier tarea que, hoy, requiere de la presencia del agricultor. Estas tecnologías servirán para optimizar la agricultura, minimizando la mano de obra imprescindible y, a la vez, utilizando sabiamente los recursos y eliminando los riesgos habituales.

Deja tu comentario sobre "AgroTech, o cómo la tecnología revolucionará el campo"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.