Cuando se habla de Big Data hay gente a la que se le viene a la mente directamente ideas como el Big Brother o algo similar. Por poner un ejemplo, la compañía automovilística Ford explicó recientemente en un evento del Consumer Electronics Show de Las Vegas más de diez nuevas iniciativas de la compañía relacionadas con la tecnología de la movilidad, pero tal y como contaba la revista Car and Driver en un artículo sobre movilidad inteligente, muchos rápidamente se apresuraron a buscarle las cosquillas a cierto tipo de investigaciones en las que se había embarcado.

En total Ford gestiona unos 25 programas como parte de los «experimentos» que la compañía realiza para comprobar sobre el terreno algunas de las ideas que salen de sus laboratorios. De estos, más o menos la mitad son considerados nuevos y se han dado a conocer con más detalle; algunos tienen que ver con proyectos Big Data que implicarían –en el futuro– a gigantescas flotas de millones de vehículos.

Uno de estos experimentos consiste en hacer el seguimiento detallado de todos los datos que acumulan cientos de vehículos de empleados (tanto de Ford como de sus socios de HP) para construir perfiles de conducción, saber cómo circulan, aparcan y poder idear nuevas aplicaciones que resulten útiles a los conductores.

Uno de los rechazos que según el artículo se ha expresado tiene que ver con la privacidad de estos conductores, que han de aceptar que sus recorridos diarios y detallados (con la precisión de un GPS) sean almacenados en un centro de datos en algún lugar, permaneciendo allí quién sabe hasta cuando. ¿Realmente compensa? ¿No debería la persona poder acceder y eliminar esos datos? se preguntan.

Son cuestiones adecuadas, pero tan comunes que con la mayor parte ellas ya se ha lidiado en el mundo tecnológico. Por ejemplo, es relativamente fácil anonimizar la recogida de datos, de modo que aunque se recoja información de esos cientos o miles de coches la identidad personal de cada uno de ellos sea reemplazada por un código o número y no quede asociado con una persona real – aunque en los estudios y agregaciones se contabilice con todo detalle. Esto ya se utiliza habitualmente en el mundo de la medicina, el comercio electrónico y los estudios de márketing.

Por otro lado la Ley de protección de datos de carácter personal que hay en España y a nivel europeo garantiza que los datos se mantienen en un contexto personal y privado, y que la persona puede acceder a ellos para modificarlos o eliminarlos por cualquier razón.

Las empresas que operan con buenas prácticas son perfectamente conscientes de estos dos ejemplos de delicado tratamiento que hay que dar a la información, con el objetivo de utilizar cualquier conjunto de datos de forma útil y conveniente, sin caer en esas «tentaciones Orwellianas» que a veces preocupan a muchos.

{Foto: A36 (CC) Thomas Bresson @ Flickr}

Deja tu comentario sobre "Las garantías del manejo de datos personales en el Big Data"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.