Tags:

En la era de implosión de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), Tecnología y Medicina se han imbricado en una simbiosis que ya está manifestando notables rasgos de productividad para la sociedad. Especialmente, la informática y sus disciplinas colaterales brindan a los galenos una batería de herramientas con las que pueden desempeñar sus funciones con absoluta precisión.

Adquiere notable protagonismo el desarrollo de las tecnologías asociadas al campo de la realidad virtual, con complejas aplicaciones que favorecen avances terapéuticos, precisión diagnóstica o fórmulas para asegurar el confort del paciente. Quizá sean las especialidades de cirugía, imagenología médica, fisioterapia y neurología sobre las que se hayan proyectado más notables aplicaciones de realidad virtual.

La medicina ha encontrado un fiel aliado en estas aplicaciones para monitorizar a sus pacientes, con una sensible reducción de los costes soportados por el sistema sanitario público. No en vano, la cifra de aquellas se acerca a las 100.000 aplicaciones, hasta el punto de que las aplicaciones de medicina constituyen la tercera categoría en el ranking de la AppStore.

Campos de aplicación

Esta nueva dimensión tecnológica ha aportado a los cirujanos un gran componente de precisión y rapidez en su práctica operatoria. La simulación virtual del cuerpo humano, que representa el trasfondo de base de la realidad virtual, permite hacer la reproducción en tres dimensiones del paciente, posibilitando la elaboración de un diagnóstico o la simulación de operaciones previamente a la ejecución de la intervención real.

Las últimas novedades en tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la salud se presentaron en las jornadas de eHealth en Bilbao en noviembre, donde un brillante elenco de profesionales sanitarios de variadas disciplinas puso sobre la mesa un nutrido catálogo de aplicaciones móviles con sistemas basados en las técnicas de Big Data, teleconsulta, técnicas de realidad virtual y videojuegos, todo ello en aras de contribuir a la salud del paciente.

Deja tu comentario sobre "La realidad virtual en el entorno hospitalario: medicina del siglo XXI"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.