Tags:

En los últimos años, el Big Data ha ido asentándose en todos los sectores la vida, desde el bancario a los deportes. Su evolución ha sido tal que han surgido nuevas formas, como son el Small Data o el Long Data. Unos términos que se distinguen desde las TIC y que con su conocimiento, pueden comprenderse mejor las claves de la Business Intelligence.

El más conocido, el Big Data

Se trata del conjunto de herramientas que sirven para recopilar los datos de los clientes y visitantes, y con ellos, crear estadísticas que vayan a facilitar en un futuro las decisiones, realizar un marketing directo al target y en definitiva, vender más.

El Big Data se encuentra en todas las acciones que una persona realiza mientras navega por la web: desde visitar páginas de compra, gestionar su cuenta bancaria, activar su casa domótica o escribir un email. Todas ellas arrojan datos muy valiosos para las empresas, para que diseñen sus campañas publicitarias enfocándose en el cliente tipo, sus costumbres y sus gustos. En definitiva, para saber a quién le están vendiendo.

El Long Data, los datos recogidos a través del tiempo

Cuando se analizan datos que han sido recogidos en el tiempo de manera constante, se habla de Long Data. Son claros ejemplos de ello:
El registro climático. Conocer la variación de temperaturas, cuándo nevó, la incidencia de las lluvias o la velocidad de los vientos. Gracias a estas evoluciones los meteorólogos pueden predecir lo que sucederá en el futuro, como el cambio climático.
Los registros de los satélites. Desde que el primero de ellos fue lanzado al espacio, la NASA ha ido recopilando la información que se envía de la Tierra.
Así, el Long Data se serviría de herramientas del Big Data para poder arrojar predicciones del futuro según lo que ha sucedido en el pasado.

Small Data, los datos más pequeños

Muchas críticas del Big Data llegan porque para muchas compañías tanta información supone un problema más que una solución, ya que carecen de las herramientas adecuadas para analizarlos.

Así surge el Small Data: dividir el Big Data en subconjuntos más sencillos, con menos datos, para que sean procesables. Este tipo de herramientas son muy utilizadas por el marketing y la estrategia de las empresas.

Son procesos más simples y más fáciles de aplicar. Así, es posible que las compañías puedan optimizar sus campañas, sin necesidad de procesar una cantidad de datos ingente y que la mayoría no les sirve para sus propósitos.

Tanto Big Data como Long Data o Small Data son términos que cada vez aparecen más en la vida diaria. Sin duda, han llegado para quedarse y para poder ayudar a avanzar a las personas.

Foto | David Pearson

Deja tu comentario sobre "Los tipos de Big Data: el Long Data y el Small Data"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.