La situación actual ha puesto a muchas empresas en aprietos para salir adelante. Algunas lo han conseguido, a otras les ha costado mucho esfuerzo ponerse a la altura, y otras se han quedado rezagadas por el camino. Pero parece algo general notar que la Nube y sus beneficios han sido impulsados por las circunstancias y la nueva normalidad del distanciamiento social y el teletrabajo. Estas son tres cosas importantes que hemos aprendido de la pandemia con respecto al Cloud.

Las «Cloudops» tienen mucha más importancia de lo que se pensaba

Las operaciones en la nube han sido un pensamiento tardío para muchas empresas, incluso después de su propio despliegue. La mayoría de las organizaciones de TI le prestaron cierta atención, pero las mejores prácticas de Cloudops y el uso de la tecnología se han visto limitados por los presupuestos limitados y por la falta de comprensión general.

El mayor uso de proveedores públicos de nubes y el acceso a los sistemas de nubes por parte de una fuerza de trabajo remota ampliamente distribuida puso de relieve la necesidad de contar con herramientas operativas, y también con talento.

Se necesitan estrategias de API para las empresas lo antes posible

La integración de datos ha pasado de ser algo opcional a imperativo, sobre todo porque estamos viviendo en una época de cambios muy rápidos y drásticos. Además, las empresas necesitan compartir servicios que vinculen el comportamiento con los datos. Ambos problemas se resuelven aprovechando las API.

Los proveedores de SaaS suelen ofrecer APIs junto con sus servicios, pero para la mayoría de las aplicaciones empresariales personalizadas basadas en la nube, las API que proporcionan acceso a los datos y servicios del sistema son inexistentes.

Extender la seguridad de la nube a los trabajadores remotos es más difícil de lo que pensábamos

Aunque los equipos de seguridad en la nube ya tienen experiencia previa ocupándose de preparar todo lo necesario para un pequeño conjunto de trabajadores en remoto, ante un reto masivo como el que vivimos recientemente con el confinamiento muchas empresas descubrieron que la red doméstica de un empleado no es comparable a la red de la empresa, en absoluto.

Aunque las cuestiones acerca de las VPN, las nubes privadas virtuales, el cifrado o el cumplimiento legal en torno a los datos llevan tiempo entre nosotros, en muchos casos parece que hayan aparecido de repente. Esta percepción se produce porque, a raíz de tener cada vez más plantilla en remoto, empezaron a aparecer vulnerabilidades de seguridad en la nube que antes no se apreciaban.

Muchos equipos de seguridad no estaban preparados para esto, y tuvieron que esforzarse mucho en establecer nuevas políticas, habilitar la capacitación necesaria para su personal y exprimir la tecnología.

Deja tu comentario sobre "¿Qué nos enseñó la pandemia con respecto al Cloud?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.