Desde que se instauró el estado de alarma en España, muchos trabajadores se han visto abocados a trabajar desde casa, lo cual no es exactamente lo mismo que teletrabajar. ¿Por qué? Si nos fijamos en las empresas del país, algunas de ellas ya tenían parte de su personal teletrabajando a tiempo parcial o completo. Otras, tan solo a unos pocos trabajadores; otras, sin embargo, a ninguno. Ni tenían planes de hacerlo antes de la pandemia.

Por eso, cuando estalló la pandemia, quienes ya tenían medios y protocolos de teletrabajo establecidos no han tenido problemas para adaptarse, pero la gran mayoría de las personas en cuyas empresas nunca se habían planteado el teletrabajo sí que han sufrido en la adaptación.

Las razones son muy sencillas. La diferencia entre «trabajar desde casa» y teletrabajar estriba en la percepción: una cosa es pensar en trabajar desde casa como algo ocasional, por conveniencia, por ejemplo, durante una tormenta de nieve o los viernes en el verano. La otra es el teletrabajo, que se da cuando el empleado se encuentra en una ubicación remota a tiempo completo.

Por decirlo así, deberíamos considerar ese lugar remoto de trabajo como una sucursal de la empresa, una oficina más, y por ese motivo necesita tener la misma infraestructura y acuerdos de seguridad que cualquier otra oficina.

Según los expertos, los procedimientos de emergencia de teletrabajo puestos en marcha por el Covid-19 han causado una especie de caos y pesadillas de seguridad. La razón principal es que los procedimientos apresurados dejaron de lado las prioridades de seguridad como, por ejemplo, el procesamiento adecuado de las solicitudes de propuestas para aplicaciones que utilizar en remoto.

A medida que se va trabajando en esos temas, se va materializando la infraestructura de teletrabajo adecuada y, para cuando las empresas vuelvan a la actividad completamente, muchos de los problemas tecnológicos y de seguridad del teletrabajo estarán superados.

Con el paso de los días, trabajar en casa se irá convirtiendo poco a poco en teletrabajo. En general, se va mejorando la productividad, y cuando la cuarentena haya terminado por completo, cuando pasemos de la Fase 3 de desconfinamiento, muchos trabajadores se habrán acostumbrado a la dinámica del teletrabajo.

Eso quiere decir que, por ejemplo, si las empresas optasen por establecer teletrabajo para un 30% o un 40% de sus trabajadores tras esta crisis, para los trabajadores que opten por ello se habrán acabado los viajes de ida y vuelta diarios a la oficina, como apuntan desde ComputerWorld. Otros beneficios directos serían el menor gasto en ropa formal, por ejemplo, o en comer fuera de casa por motivos de trabajo.

Además, esos trabajadores acudirían a la oficina solo cuando realmente tenga sentido, y de igual manera se verán los viajes de negocios, las reuniones (que, a veces, son demasiado largas y frecuentes). Se harían siempre cuando tengan sentido. El escenario post-Covid pinta muy bien para el teletrabajo bien entendido, bien planificado y ejecutado, una vez que hayamos superado el «trabajo desde casa por causa de fuerza mayor».

Deja tu comentario sobre "De «trabajar desde casa» al teletrabajo: así será el trabajo post-Covid"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.