Los robots y las máquinas inteligentes están en auge. Existen cada vez más ejemplos de robots para todas las tareas imaginables, sobre todo robots domésticos, tal y como repasamos tras el pasado CES 2019. También asistimos hace relativamente poco tiempo a la primera granja automatizada con robots, y el servicio en la Nube Robot-as-a-Service está cada vez más presente en las empresas que necesitan automatizar alguna tarea.

De entre todas las aplicaciones posibles de la robótica, existe una muy especial que no es otra que combatir la soledad. Cada vez existe más «familias unipersonales» o, lo que es lo mismo, cada vez existen más personas que viven solas en nuestro país, en cualquier rango de edad adulta. Según el INE en su Encuesta Continua de Hogares, en España hay 4,73 millones de personas que viven solas.

La soledad es cada vez más frecuente, y algunas de las causas de este fenómeno pueden ser:

  • El aumento de hogares unipersonales.
  • Los nuevos tipos de familia.
  • El descenso de la natalidad.
  • El desempleo y la precariedad laboral.
  • La vida en las grandes ciudades, estresante y con poco tiempo de esparcimiento.
  • La tendencia a relaciones menos duraderas.

¿Cómo pueden ayudar los robots a las personas solas?

Hay que diferenciar, siempre, entre las personas solas por obligación y las personas solas por elección. Sea como sea, la soledad puede golpear a cualquier persona independientemente de su edad o de su condición —sea un trabajador, un jubilado, alguien que pasa por una ruptura sentimental, que se queda viudo…—.

La función de los robots de compañía es, fundamentalmente, hacer compañía. Existen algunos ejemplos de robots que avisan a sus dueños de cuándo deben tomar la medicación y qué dosis, entre otras cosas, pero también los hay que se limitan a «estar ahí».

https://www.youtube.com/watch?v=3iNUCq8SI6A

«Lovot» es un pequeño robot que solicita amor a su dueño. Es del tamaño de una mascota pequeña y tiene la inteligencia aproximada de un niño de dos años. Dispone de sensores en 20 lugares para evitar caídas o incidentes, y su cuerpo está a una temperatura similar a la que puede tener un ser humano. Es un robot sensible al tacto y puede emitir sonidos gracias a unas cuerdas vocales artificiales.

«Nuka» es otro ejemplo. Se trata de un pequeño peluche robotizado con forma de foca bebé que se utiliza en hospitales y residencias de ancianos. Se ha comprobado que tiene efectos positivos en terapias médicas frente a problemas de ansiedad, tristeza o demencia.

Es el principio de una era en la que cada vez existirán ejemplos más completos de robots de compañía. Su misión, hacer que las personas solas tengan alguien con quien estar, de quien preocuparse, a quien atender o a quien dar amor. Son las mascotas del futuro.

Deja tu comentario sobre "Robots de compañía, ¿solución a la soledad?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.