El sector de la automoción se encuentra en un punto muy interesante en estos momentos. De hecho, se encuentra en los estadios previos a un punto de inflexión sin precedentes en el que pasaremos de tener un planteamiento tecnológico con más de 80 años de “estabilidad” (motores de combustión en exclusiva) a un abanico de posibilidades tecnológicas y de servicio sin precedentes. En el plazo de 10 a 15 años tendremos un parque automovilístico compuesto por coches de combustión interna, eléctricos, híbridos y autónomos, en propiedad o no, y el mercado será completamente distinto al actual.

Según el informe “Eascy: las cinco dimensiones que transformarán el sector de Automoción“, de la consultora PwC, las cinco tendencias del mercado automovilístico en las próximas décadas estarán protagonizadas por la tecnología y por el auge del transporte compartido. Coches eléctricos, híbridos y coches autónomos serán la norma, y la propiedad de un vehículo no será lo común gracias al auge de los servicios de transporte compartido. Veamos cada una de estas tendencias en detalle.

La electrificación, una realidad a corto plazo en el sector de la automoción

En apenas 10 o 12 años, alrededor de 2030, tan solo el 5% de los coches nuevos en el mercado tendrán motores de combustión interna en exclusiva. El 95% de los nuevos vehículos fabricados en partir de esas fechas serán eléctricos o híbridos en una proporción 55%/40%. A pesar de que el stock de vehículos estará compuesto en su mayoría por vehículos con motor de combustión, se agotará rápidamente. El auge de la electrificación como una manera de reducir emisiones contaminantes solo tendrá éxito si la energía eléctrica proviene de fuentes renovables. Además, las nuevas normas y restricciones a la circulación de vehículos en las ciudades contribuirán a la sustitución rápida del parque.

El coche autónomo y conectado es la apuesta de futuro

Autónomo y eléctrico, claro. Hacia el año 2022, aproximadamente, tendremos disponibles en el mercado coches autónomos de nivel 4, es decir, coches 100% autónomos en determinadas áreas geográficas o en ciertas situaciones, como los atascos. Fuera de las “zonas permitidas” estos coches deben ser capaces de detener la marcha de forma segura si el conductor no coge los mandos.

La automatización total no será viable hasta unos años después, dependiendo de lo rápido que avance la tecnología en ese sentido (algo muy difícil de predecir, por otro lado). Además, aunque el coche autónomo llegue al mercado en menos de cinco años, tendrá que pasar mucho tiempo hasta que sean mayoría. Se estima que en 2030 seguirán siendo mayoría los coches conducidos por personas (un 85%, o más).

El coche autónomo debe ser un coche conectado de manera inherente con otros vehículos y con la infraestructura, pero de forma paralela se desarrollará e implantará cada vez más la tercera pata de la “conexión”, que es la relacionada con el ocio y la comunicación personal. En 2030 serán mayoría los coches conectados en este sentido (un 70% en Europa y EE.UU., un 100% en China) a la vez que evoluciona la tecnología de conducción autónoma.

Asistiremos en los próximos años a un escenario en el que la propiedad de un #coche no será algo relevante Clic para tuitear

Vehículos compartidos

Quizás este sea el punto más rompedor con el pasado de todos los expuestos. En pocos años, una década, quizás, asistiremos a un escenario en el que la propiedad de un coche no será algo relevante. Compartiremos más el coche, y por tanto se verá reducido el número total de vehículos en circulación. Será un proceso largo, progresivo, que nos llevará a entender el coche como un servicio y no como una posesión.

Compartiremos un coche con otras personas, pero eso será algo transparente para nosotros, que simplemente podremos “reservar un viaje” a nuestra conveniencia. Incluso las personas que posean un coche en propiedad podrán prestarlo a terceros en aquellos momentos en que no lo van a utilizar que, por cierto, son mayoría. Todo esto supone una disrupción importante para el sector del automóvil, sobre todo a nivel de negocio: ya no estará centrado en la venta de unidades, sino en los servicios durante el ciclo de vida de los automóviles.

 

 

 

Deja tu comentario sobre "Tendencias más importantes en la automoción para los próximos años"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.