Con el año recién empezado, toca hablar de las tendencias tecnológicas que llegan para quedarse en los hogares de los consumidores, y de otras que están en desarrollo, pero que por mucho que leamos acerca de los avances que se realizan, están lejos de ser una realidad práctica.

Esto último no quiere decir que dichas tecnologías no se vayan a hacer realidad, o que no disfrutemos de ellas en años venideros: hablamos de que se hayan en un estado de desarrollo que no va a justificar aun el interés generalizado del público. En el otro lado están las principales tendencias tecnológicas de 2018 que, hoy, podemos decir que están abriéndose camino en el mercado.

Una de las tecnologías que irrumpía con fuerza no hace tanto es la de los asistentes por voz. Estos sistemas pretenden ser una puerta al control de diferentes dispositivos IoT en el hogar, y tanto es así que los fabricantes ya tienen alianzas establecidas para poder controlar cada vez más cosas: desde lámparas inteligentes, electrodomésticos, control de temperatura, televisión o las Smart lock, por decir algunas de las más comunes.

Este tipo de sistema es, en el fondo, un altavoz basado en inteligencia artificial que es capaz de reaccionar ante diferentes órdenes (o comandos). Son asistentes virtuales fuera del smartphone, y sus capacidades y posibilidades son enormes. Además, el futuro inmediato de estos dispositivos pasará por ampliar su alcance a cada parte de la vida de las personas, incluida la cocina, la sala de estar, la oficina y el automóvil.

Los algoritmos de inteligencia artificial empleados son cada vez mejores, pero este tipo de asistentes, pese a ser una realidad comercial en 2019, tienen todavía recorrido. De hecho, podemos decir que son una tecnología en pañales si tenemos en cuenta su potencial, por un lado, y el nivel de entendimiento del lenguaje natural que poseen, por otro. Es uno de sus grandes puntos flacos: solo entienden ciertos comandos de voz que han de ser muy específicos y sonar muy claros para que realmente funcionen.

2019 también va a ser el año del 5G, pero hemos de acoger la idea con cierta distancia crítica. Sí, al tecnología está desarrollada, y sí, van a dar comienzo los despliegues en muchas grandes ciudades, pero este no va a ser el año en que todos disfrutemos de las conexiones a toda velocidad. La tecnología 5G es viable hoy, y además será facilitadora de otras muchas tecnologías conectadas como robots, coches autónomos o dispositivos IoT, pero el despliegue a nivel global tardará al menos un año más en ser posible. Mientras tanto, solo unos pocos smartphone serán compatibles, y habrá cobertura en muy pocas ciudades en el mundo.

Dispositivos #IoT en el hogar, algoritmos de inteligencia artificial y el esperado #5G, entre las tendencias tecnológicas para este 2019 Clic para tuitear

Hasta ahora parece que estemos rebajando expectativas ante tendencias tecnológicas de las que no se deja de hablar, pero nada más lejos. Tan solo queremos hacer notar la distancia real entre una tecnología que es hoy posible y perfectamente viable y el mercado. Existen otros ejemplos de tecnologías que no cumplen expectativas, o bien no están preparadas para llegar al mercado a pesar de las altas expectativas puestas en ellas. Daremos dos ejemplos.

El primero es la realidad virtual. Sí, es una tecnología viable, existen decenas o centenares de ejemplos y aplicaciones en los que funciona (videojuegos, sobre todo, y aplicaciones de diseño industrial), pero los kits domésticos de calidad todavía tienen precios muy elevados al alcance de pocos consumidores, y hay que resolver problemas como la cinetosis (mareos). Además, falta un catálogo completo de contenidos interesantes y no todo el mundo adopta esta tecnología.

Y el segundo ejemplo es el coche autónomo. De nuevo, disponemos hoy de la tecnología, se están desarrollando elaborados modelos de Deep learning, los principales fabricantes de coches autónomos están haciendo pruebas en terreno real… pero estamos todavía muy lejos de poder ver un coche autónomo real en el tráfico diario. Se hablará cada vez más de ellos, pero su momento tardará en llegar unos años todavía.

Deja tu comentario sobre "Estas son las tendencias tecnológicas que llegan en 2019"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.