El transporte inteligente y la Smart city tienen una curiosa relación de simbiosis. Algunos afirman que la Smart city favorece el transporte inteligente, mientras que otros lo ven desde el otro lado: sin transporte inteligente, no hay posibilidad de desarrollo para las Smart cities. Por poner un ejemplo, este estudio ve la Smart city como la herramienta para el transporte sostenible y la descarbonización; por otro lado está quien ve el transporte inteligente como una necesidad de la Smart city. Lo cierto es que ambos conceptos están intrínsecamente relacionados.

Porque, ¿qué es una Smart city? Se trata de un desarrollo urbano basado, principalmente, en la sostenibilidad. Esto significa que una Smart city estará diseñada de manera que, por un lado, responda a las necesidades básicas de las instituciones, empresas y habitantes en todos los ámbitos y, por otro, será respetuosa con el medio ambiente, óptima en el uso de recursos y escalable en cuanto a su crecimiento.

Es muy difícil detallar una definición más concreta de la Smart city. Las ciudades inteligentes dispondrán de tratamiento de aguas avanzados; optimizarán el gasto energético en electricidad mediante alumbrado inteligente; controlará el tráfico de manera óptima priorizando rutas (por medio de semáforos) de manera dinámica; dispondrá de edificios inteligentes capaces de autoabastecerse de energía solar y ser verdaderas “células” inteligentes dentro de la ciudad; dispondrá de una infraestructura de comunicaciones capaz de soportar las decenas de miles de dispositivos conectados (IoT), incluyendo vehículos autónomos…

Y, por supuesto, dispondrá de una red de transporte inteligente, autónoma, capaz de proporcionar mejores servicios a la comunidad de manera más eficiente, y también de mejorar la seguridad vial y potenciar el éxito de los negocios. Para cualquier ciudad, el transporte es vital. Si la red de transporte público es eficiente y dispone de los medios suficientes, la ciudad crecerá, prosperará y será capaz de mover diariamente a millones de personas.

transporte inteligente

¿Qué es el transporte inteligente?

No se trata de proponer un sistema basado en raíles (metro, tranvía, trenes de cercanías), si no de entender cómo el transporte puede ser potenciado gracias a la tecnología. A fin de cuentas, el transporte sobre raíles es en cierta medida estático y poco flexible, sin obviar sus virtudes como la regularidad y puntualidad. Por transporte inteligente se entiende otras cosas, entre las que destacan la monitorización de los patrones de tráfico (de vehículos de todo tipo), de las áreas peatonales altamente transitadas o de las estaciones de metro, o de coordinar horarios de trenes.

En realidad, el transporte inteligente es un concepto complejo que involucra, por una parte, la medición de miles de datos y la detección de patrones o tendencias (entra en juego el IoT y Big Data), y por otro, la toma de decisiones basadas en los datos y la creación de sistemas inteligentes capaces de gestionar de manera automatizada todos los servicios de transporte posibles (entra en juego el machine learning).

El transporte inteligente puede mejorar la conciencia situacional y, al mismo tiempo, mejorar la interoperabilidad y la capacidad de compartir información rápidamente. Es muy valioso a la hora de establecer un enfoque integral de la gestión de riesgos (preparación de emergencias, capacidad de respuesta en diversos ámbitos, desde el vandalismo hasta las emergencias médicas, embotellamientos o cualquier otro evento similar).

La modernización del transporte en las ciudades pasa por analizar los datos de que se disponen para poder estudiar una solución a la medida de la ciudad en concreto. La clave no está en centrarse en el corto plazo, sino en buscar las soluciones particulares de cada ciudad de manera que el “nuevo” transporte inteligente pueda resolver problemas importantes, como mejorar el flujo del tráfico en todas las áreas, mejorar la calidad de vida en general, mejorar en el cumplimiento de la ley o identificar los riesgos para la seguridad.

Deja tu comentario sobre "El transporte inteligente como base fundamental de la Smart city"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.