Muchas personas han descubierto el teletrabajo, con sus grandes ventajas y sus, a veces, enormes complicaciones. La pandemia nos ha llevado a muchos a trabajar desde nuestros hogares y, a pesar de que nos hemos hecho a las herramientas, al trabajo a distancia y a interactuar con nuestros compañeros a través de una pantalla, nos falta algo.

En las condiciones de confinamiento que tuvimos que vivir no tantos meses atrás, uno de los mayores retos fue el de mantener el equipo cohesionado y motivado. Es algo que requiere un extraordinario esfuerzo adicional, y una buena planificación.

Ahora que hemos vuelto a una especie de normalidad en la que debemos mantener las distancias y las medidas de protección que todos conocemos, y ante la posibilidad de futuros hipotéticos confinamientos, el teletrabajo seguirá siendo esencial en nuestras empresas. Y, aunque volvamos a la oficina, las reuniones presenciales no serán tan viables como antes, por lo que se seguirán manteniendo las distancias.

La motivación proviene en gran medida de la socialización

Trabajar desde casa significa que muchas personas tendrán dificultades para sentirse conectadas entre sí de manera regular. Además, en ausencia de un comedor o de las zonas comunales de las oficinas, los empleados ya no tenían una forma de socializar con los demás como antes.

Nada puede reemplazar la conexión personal, pero la tecnología juega a nuestro favor siempre que debamos estar socialmente distanciados. Por ejemplo, se pueden programar videoconferencias periódicas en diferentes días (por ejemplo, utilizando Zoom o herramientas similares), a diferentes horas, para acomodar los diferentes horarios de los equipos y para asegurar que los empleados puedan aprovechar sus momentos más productivos del día sin sacrificar su oportunidad de socializar.

Dicho sea de paso, estos «lugares de encuentro» serían momentos de ocio, sin más, como los momentos en que los empleados pueden coincidir en el office para prepararse un café y comentar qué hicieron el fin de semana. Y, con estas reuniones, se mantendría un poco el espíritu de equipo unido y motivado, listo para seguir produciendo.

No hay que reunir a muchas personas de cada vez. De hecho, un pequeño grupo de personas en una llamada permite que se conecten más directamente en una conversación. Como cualquiera puede unirse a las llamadas, el grupo cambia y las personas pueden conectarse con alguien nuevo cada día, lo que suma todavía más beneficios.

Como vemos, es posible mantener la motivación del equipo gracias a la tecnología, proponiendo reuniones ociosas programadas para que los empleados se sigan relacionando en contextos menos estrictos que los meramente laborales. Basta con organizarse un poco, y nuestra capacidad de socialización hará el resto.

 

Deja tu comentario sobre "Cómo motivar a tu equipo trabajando en remoto"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.