Cada vez disponemos de más sistemas basados en el Internet de las Cosas, más dispositivos inteligentes y conectados que interactúan y que podemos aprovechar. Hablamos de dispositivos domésticos, como termostatos inteligentes, lámparas conectadas, y ese tipo de sistemas; y también hablamos de coches autónomos y comunicaciones V2V, o del impacto que tendrá el IoT en el Big Data.

Podemos decir que los dispositivos conectados son, hoy, minoría, y que hace falta algo más para garantizar una conectividad estable, masiva y con la suficiente capacidad como para mover la ingente cantidad de datos que vamos a generar de aquí en pocos años. Para lograr eso se necesitan ciertas tecnologías que, por suerte, ya existen o están próximas a ser una realidad.

Son, básicamente, tecnologías que permitirán la comunicación entre los miles de millones de dispositivos a nivel global, con la velocidad y latencia adecuadas, y con un nivel de seguridad lo bastante elevado como para no comprometer nuestra privacidad ni nuestro bienestar.

Tecnologías de redes WAN y WiFi

Dos de las tecnologías clave para el despegue masivo del IoT tienen que ver con la infraestructura de red, y con las redes WiFi. En el primer caso, llegan las LPWAN, redes de área extendida de baja potencia (las siglas LP indican Low Power).

No son, por decirlo así, la solución ideal, pero sus bajos costes, mayor seguridad y mayor vida útil para los sensores de campo, debido a los bajos requisitos de energía, las hacen una solución práctica. Se estima que en 2021 existirán más de 50.000 millones de dispositivos conectados, y que un 60% de ellos estarán conectados a redes LPWAN. Pensemos en la cantidad de energía requerida para alimentar tantos dispositivos, y veremos el interés en redes de baja potencia.

En el caso del WiFi, se estima que para finales de 2019 llegue el nuevo estándar IEEE 802.11ax como el sucesor del IEEE 802.11ac, llamada WiFi Gigabit o WiFi 5G, aunque no tiene nada que ver con las redes 5G. Básicamente consistía en llevar las comunicaciones WiFi a la banda de 5 GHz para conseguir tasas de transferencia superiores al Gbps. La nueva especificación de WiFi aportará una mayor eficiencia espectral, y también más velocidad con menor consumo energético.

El estándar WPA3, el diseño de sensores y otras tecnologías que cambiarán radicalmente el #IoT Clic para tuitear

Seguridad extra con el estándar WPA3

WPA3 es el último estándar de seguridad para redes Wi-Fi. Se espera que también se implante a nivel global en algún momento de este 2019. Este estándar mejora al antiguo WPA2, y su objetivo es simplificar la seguridad inalámbrica, así como mejorar la fortaleza del cifrado. La función Wi-Fi Easy Connect permitirá añadir nuevos dispositivos a las redes inalámbricas simplemente escaneando un código QR con el smartphone.

Tecnología de sensores

El diseño de sensores es crucial para el despliegue exitoso del IoT. No es para menos, puesto que en ellos se basa todo lo demás. Sin sensores que nos ofrezcan datos fiables, el internet de las cosas no tiene sentido, y por ello se investiga tanto en materiales como en soluciones prácticas.

Nuevos trabajos de investigación sobre sustratos para polímeros impresos ofrecen la esperanza de poder imprimir una amplia gama de sensores en una variedad de medios. El grafeno también será protagonista, puesto que un equipo de la Universidad de Manchester ha diseñado sensores de humedad de grafeno integrados en RFID. Este sensor se puede conectar a redes inalámbricas y no requiere baterías, ya que obtiene la energía del receptor.

Como vemos, la mayor parte de las tecnologías que están por llegar están orientadas a reducir los consumos y la potencia requerida para el funcionamiento de los sistemas, además de garantizar las velocidades de transferencia necesarias para las aplicaciones que vendrán. No nos podemos olvidar, por supuesto, de la inminente llegada de las redes 5G, ni del desarrollo de soluciones de inteligencia artificial para la gestión y análisis de los datos.

Deja tu comentario sobre "Estas tecnologías van a cambiar radicalmente el Internet de las Cosas"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.


Presto mi consentimiento para que, de acuerdo a la normativa europea de protección de datos, T-Systems ITC Iberia S.A.U trate mis datos personales con la finalidad de identificar al autor del comentario previo. Estos datos se pueden ceder a las empresas del grupo Deutsche Telekom AG. Está prevista la realización de transferencias a Francia. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad de datos solicitándolo por escrito a: T-Systems ITC Iberia SAU, Calle Sancho de Ávila, 110. 08018 Barcelona, o a través de correo electrónico a FMB.TS-IB-PROTEC-DATOS-PERSONALES@t-systems.com, adjuntando en todo caso un documento acreditativo de su identidad. A su vez, puede dirigir cualquier consulta al Delegado de Protección de Datos a la dirección indicada anteriormente.